Categories:

¿Qué es el hogar? Según el diccionario, el término se usa para designar el lugar donde un individuo habita, donde se siente seguro y protegido, donde está acompañado por sus seres queridos.  

Desde que me fui por primera vez de mi país con 19 años, no he dejado de buscar una respuesta coherente al significado de la palabra “hogar”. Es algo que me he preguntado a mí misma, que también les he preguntado a otros que viven una situación similar, todo con el deseo de encontrar una lógica, un sentido, una dirección que me represente. 

El hogar no es una casa, no es una ciudad, no es un país necesariamente. Muchas veces lo confundimos con nuestro lugar de origen, porque es lo conocido, lo habitual, lo que nos han enseñado a reconocer como tal. 

El hogar son personas, sentimientos, relaciones importantes para nosotros. Es la suma de todo eso que te hace permitirte ser tú mismo, cuando no te pones mascaras y te dejas ver sin ningún tipo de filtro.  

El hogar son energías inexplicables en sitios donde no has estado previamente pero que logran hacerte sentir tranquilo y en paz. Son contextos donde hemos dejado pedacitos de nosotros mismos en algún momento de alguna manera. 

El hogar es también lo que echamos de menos cuando estamos lejos. 


 

Mi primer hogar fue Bucarest, la capital de Rumania. Allí nací, me crié y viví los primeros 19 años de mi vida, más tarde volví para vivir unos 4 años más. Allí está mi familia y algunos de mis amigos de toda la vida. Allí está la base de mi forma de ser y de hacer las cosas, de mi mentalidad, de mi visión sobre la vida. 

La lógica siempre me ha dicho que debería echarlo de menos, debería sentirlo como hogar todavía, debería alegrarme regresar allí. La cantidad de tiempo pasado allí debería pesar no? En algún momento, dejé de hacerle caso porque cuanto más tiempo pasaba peor nos llevábamos, así que he intentado llevar la fiesta en paz. 

 

Mi segundo hogar es Barcelona, en España. Desde que tuve por primera vez contacto con ella, los sentimientos empezaron a ganarle territorio a la lógica. Sentía mucho cada vez que paseaba por sus calles, hablaba con su gente, comía su comida. No había tanta historia con esa ciudad, pero había mucho sentimiento y a mi eso me gana la mayoría de veces. 

Barcelona se ha convertido en mi hogar desde hace más de 10 años. He vivido allí con intermitencia: primero 3 años, luego una pausa de 5 años pero haciendo visitas, y de nuevo los últimos 5 años. 

¿Cuanto tiempo mas será mi hogar? Eso no lo se, probablemente hasta que deje de sentirlo como tal. 

 


Esto es por todas las preguntas que recibí acerca de esto a lo largo de los años, por todas las veces que intente explicar porque Barcelona si y Bucarest ya no. 


 

Barcelona es el lugar donde he tenido contacto con gente de todo el mundo y con distintas perspectivas sobre la vida, no mejor o peor que las mías, sino diferentes. 

Barcelona es el lugar donde he aprendido que es posible vivir los mejores momentos de tu vida con gente que conociste solo hace unos días, semanas o meses atrás. 

Barcelona es el lugar donde he vivido por primera vez por mi cuenta. Y fue en un país extranjero, rodeada de gente que no habla mi propio idioma, lejos de mi familia y de los amigos cercanos. 

Barcelona es el lugar donde he obtenido mi primera entrevista de trabajo, seguida por mi primer trabajo. Y me he sentido tan orgullosa de mi misma.

Barcelona es el lugar donde me he dado cuenta que no es tan difícil cambiar rápidamente entre tres idiomas distintos para contestarles a las tres personas que te rodean. Solo es cuestión de práctica. 

Barcelona es el lugar donde he experimentado una mezcla tremenda de emociones. Nada alrededor mío era familiar, así que me ha forzado a lidiar con lo desconocido y a encontrar soluciones. 

Barcelona es el lugar donde he aprendido que no necesito muchas cosas para ser feliz, que puedo meter mi vida entera en una maleta o dos, que todas las cosas materiales son reemplazables. 

Barcelona es el lugar donde he sentido que nadie me corta las alas y que soy capaz de cumplir cualquier cosa que me ponga en mente.  

Barcelona es el lugar donde me relajo, recargo las pilas y encuentro las fuerzas para seguir. 

Barcelona es el lugar donde me he sentido una persona libre de las expectativas de la sociedad, la familia o los amigos; libre de hacer lo que quiero, cuando quiero y con quien quiero; libre de ser yo misma. 

Y para mi, eso es un hogar. Barcelona es mi hogar.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Widget Powered by Acurax Web Development Company
Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On Linkedin